Con empleo precario y bajos salarios no habrá recuperación económica

Con empleo precario y bajos salarios no habrá recuperación económicaEl mes de febrero se cierra con 86.328 personas desempleadas registradas en los servicios públicos de empleo en Asturias. Esta cifra supone 136 personas más (0,16%) que en enero y un descenso respecto a febrero del año pasado de 6.074 personas (6,6%).

La afiliación a la Seguridad Social muestra un incremento del 1,5% (5.133 afiliaciones más), si bien por debajo de la media del conjunto nacional: 3,4%.

La contratación muestra un descenso (1,8%), mientras que en España la cifra de contratos crece un 5,5%. En cambio los contratos indefinidos arrojan una subida del 3,2%, no obstante este crecimiento esconde una trampa ya que parte se explica por el aumento que viene experimentando el contrato de emprendedores, que no deja de ser una fórmula más precaria de contratación. Asimismo, la temporalidad sigue siendo la nota dominante de forma que del total de contratos registrados en el mes de febrero el 90,3% son temporales.

La calidad del empleo sigue deteriorándose de manera preocupante. Además de la temporalidad, la parcialidad avanza imparable, y absorbe en torno al 40% del total de contratos, a lo que se une la elevada rotación laboral. Este empleo cada vez más precario tiene su reflejo en los salarios y hace que muchos trabajadores,  aun teniendo empleo, no sean capaces de escapar de la pobreza y la exclusión social.

Para UGT Asturias resulta muy preocupante el descenso de las tasas de cobertura de prestaciones por desempleo, donde más de la mitad de los desempleados carece de prestación. Ante esta situación deben reforzarse los mecanismos de protección social y poner en marcha de manera urgente la prestación de ingresos mínimos a nivel nacional.

La negociación colectiva es el instrumento fundamental para dignificar salarios y condiciones de trabajo, y así recuperar el poder adquisitivo perdido en estos años de crisis, impulsando la demanda interna y el consumo. La marcha de la economía, con tasas de crecimiento por encima del 3%, debe trasladarse a la ciudadanía. Por ello desde UGT consideramos que las propuestas de la patronal de cara a la negociación colectiva abundan y ahondan en un mayor deterioro de las condiciones laborales. Asimismo es preciso seguir exigiendo la derogación inmediata de la reforma laboral.

Resto del país

Los datos de paro, correspondientes al mes de febrero, muestran un descenso del paro en 9.355 personas respecto a enero, situando la cifra total de desempleados en 3.750.876 personas. Pese a estos datos, UGT mantiene su preocupación por el carácter estacional del empleo que se crea; la elevada dosis de precariedad que existe en el mercado laboral, ya que solo el 6,28% de los contratos firmamos son indefinidos a tiempo completo; la mayor debilidad de la recuperación del empleo femenino frente al masculino y la extensión de la brecha entre hombres y mujeres en el desempleo; y el aumento de la precariedad entre las personas en desempleo, con el descenso de la tasa de cobertura y la extensión del paro de larga duración. Para UGT, resulta imprescindible implementar políticas públicas que garanticen la protección social de las personas, mejorando la cobertura y reforzando la protección por desempleo. Además, es necesario un plan de choque que mejore la empleabilidad y la formación y logre la inserción permanente de los desempleados de nuestro país.

En febrero de 2017 estaban registradas 3.750.876 personas desempleadas, según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esta cifra supone un descenso mensual de 9.355 personas con respecto a enero (-0,25%) y el dato interanual sigue mostrando un descenso del 9,68% es decir, 402.110 parados registrados menos que en el mes de febrero de 2016. En términos desestacionalizados la reducción es de 32.771 personas.

En este segundo mes del año desciende el desempleo masculino un 0,51% (8.412 parados menos) en mayor medida que el femenino, que lo hace sólo un 0,04% (943 desempleadas menos). Desde febrero de 2016 se han reducido ambos, siendo también más significativo el descenso entre los hombres (-12,93% en el caso de los hombres y -6,97% entre las mujeres). Todo ello muestra la mayor debilidad de la recuperación del empleo femenino y la apertura de la brecha mujeres-hombres entorno al desempleo.

En febrero continuaban registrados 301.633 jóvenes. El desempleo entre los menores de 25 años ha aumentado un 2,16% mensual (3.291 parados jóvenes más en este mes), aunque en términos anuales se reduce un 14,77% (-26.949 jóvenes). Unas cifras que señalan el fracaso del Plan de Garantía Juvenil, que sigue sin dar resultados sólidos en el mercado de trabajo.   

Por lo que respecta a los trabajadores extranjeros, el número de personas en desempleo sube en el mes un 0,65% (debido tanto al aumento del paro masculino como, con más intensidad, del femenino), hasta alcanzar la cifra de 441.546 personas, aunque en la variación anual se observa un descenso del 10,13%.

Por sectores de actividad, el paro registrado el pasado mes aumenta en la agricultura (un 5,61%) y en el colectivo sin empleo anterior (un 1,52%). En el resto se reduce: en la construcción un 1,81%, en la industria un 0,98% y en los servicios un 0,54%. En términos anuales desciende en el conjunto de actividades: en el sector agrícola un 13,56%, en la industria un 12,34%, en la construcción un 18,16%, en los servicios un 7,68% y en el colectivo sin empleo previo un 9,47%.

La afiliación a la Seguridad Social se sitúa en 17.748.255 cotizantes, 580.543 más que en febrero de 2016 (un 3,38%), debido sobre todo al aumento de afiliados en la construcción (47.328) y la hostelería (68.772). En el mes, se han afiliado al régimen general 68.506 personas más (un 0,47%) por el incremento de afiliación en la construcción (un 3,45%), la educación (un 2,37%) y la hostelería (un 1,57%).

El número total de contratos registrados en febrero decrece un 11,08% respecto a enero, situándose la cifra total en 1.452.528 contratos firmados. Si lo comparamos con los registrados en el mismo mes del año anterior, el volumen de contratos se incrementa un 5,45%: un 8,40% los indefinidos y un 5,12% los temporales. La proporción de indefinidos sobre el total de contratos sube al 10,4%, cifra superior a la de febrero de 2016 (9,8%).

El crecimiento de la contratación indefinida en el mes (del 0,61%), se debe al aumento de los contratos a tiempo parcial. En el mes es la única modalidad de contrato que aumenta: un 8,69%, mientras los de tiempo completo descienden un 2,31%. También caen los temporales para ambos tipos de jornada (-16,24% los de tiempo completo y -2,98% parcial).

En un año, los contratos temporales a tiempo completo han aumentado un 6,97%, mientras los de jornada parcial han crecido un 1,55%. Desde febrero de 2016 aumenta un 8,82% la contratación indefinida a tiempo completo y un 5,62% la indefinida a tiempo parcial. El peso de los contratos a tiempo parcial sobre el total de contratos es del 33%.

El contrato para emprendedores aumenta un 15,7% mensual y un 45,8% anual, llegando a un volumen de 19.238, ocupando un 12,7% de los contratos indefinidos.

El número de beneficiarios de prestaciones (2.014.585) comienza el año con una nueva caída anual del 8,1%. La tasa de cobertura se sitúa en el 56,53% en enero, dejando fuera del sistema de protección por desempleo a más de 1,7 millones de personas desempleadas.

Conclusiones

UGT muestra su preocupación por los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Febrero evidencia, de nuevo:

El carácter estacional de la generación de empleo, ligado a las campañas como la de Navidad y rebajas que tienen como consecuencia, tras su finalización, un incremento del paro.

La elevada dosis de precariedad que muestran los contratos registrados, produciendo una continuada pérdida de calidad en el empleo. A pesar del aumento de la contratación indefinida en el mes, sólo el 6,28% de los contratos firmados son indefinidos a tiempo completo.

La precarización de la contratación indefinida, un fenómeno que se viene observando desde la entrada de la reforma laboral. Se está expandiendo un trabajo indefinido precario, camuflado bajo el contrato de apoyo a emprendedores, que va desplazando a la contratación indefinida ordinaria.

La extensión de la precariedad entre las personas en desempleo. El descenso de la tasa de cobertura (del 70,6% en 2011 al 56,53% en enero) y la extensión del paro de larga duración. Para UGT, resulta una necesidad urgente revisar los criterios de acceso a programas como el Programa de Activación por el Empleo (PAE) que, hasta la fecha, y a poco más de un mes para la finalización de su prorroga, ha mostrado resultados claramente insuficientes.

Para UGT, la protección social debe garantizarse, mejorando la cobertura y reforzando las prestaciones por desempleo. Acompañando a esta medida, es imprescindible potenciar las políticas activas de empleo desde el ámbito público. En este sentido, resulta imprescindible poner en marcha un plan de choque por el empleo con medidas de creación de puestos de trabajo que cuenten con recursos adicionales para los servicios públicos de empleo, con el fin de mejorar la empleabilidad y la formación, y lograr la inserción permanente de los desempleados

Tiempo Libre 2020

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  

Acuerdo2018-2020

VIDEOS

Ofertas empleo

 

  

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA