El 0,5 % para el SMI: una condena a la pobreza

SMI 2015Tal y como se dice en el Real Decreto 1106/2014, de 26 de diciembre, (BOE del 27 de diciembre), el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2015 se incrementa un 0,5% y, se afirma textualmente "El citado incremento responde a la mejora de las condiciones generales de la economía, a la vez que continúa favoreciendo, de forma equilibrada, su competitividad, acompasando así la evolución de los salarios con el proceso de recuperación del empleo."

Esta subida del 0,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) da la espalda a los ciudadanos, no contribuye a la recuperación y condena a la pobreza. Este incremento no reduce las diferencias con Europa, más de 7 puntos respecto a salarios medios y más de 483 euros al mes respecto a los salarios mínimos de los 15 de la UE. 

Por eso la Unión General de Trabajadores exige que se cumpla la carta social europea, que el smi se aproxime al 60 del salario medio que marca la carta social europea suscrita por España. Para lograr este objetivo, el sindicato propone un incremento escalonado del salario mínimo en dos tramos: un 12,5% en enero de 2015 para llegar a 725 € y un 10,25% en enero de 2016 alcanzando en esa fecha 800 €.

La Unión General de Trabajadores insiste en que es necesario apostar por subidas salariales, como camino para  la recuperación económica.

El pasado día 23 de diciembre los Secretarios de Acción Sindical de UGT y CCOO, Toni Ferrer y Ramón Górriz, respectivamente, remitieron una carta a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en la que se recordaba que "desde el año 2000 hasta el 2011, el SMI experimentó una continua, aunque irregular, mejora nominal. No obstante, su capacidad de compra, descontando la evolución de los precios, sólo señala un aumento de su poder adquisitivo entre 2004 y 2009. La llegada de la recesión económica marca un cambio en la evolución del SMI. 

Mientras en 2009 el crecimiento real positivo se debió sobre todo a la caída de los precios de los productos, desde 2010 se produce una pérdida de poder de compra que responde tanto al estancamiento en la variación nominal del SMI como a la subida de los precios de los bienes y servicios. 

Así, entre 2010 y 2013, el aumento del IPC unido al mínimo incremento nominal del SMI (en 2012 y 2014 incluso congelado), causan una pérdida de su poder de compra. El resultado es que, en los cinco últimos años, el SMI ha perdido 5,4 puntos de su capacidad adquisitiva. 

Para 2015, una subida del SMI de 3 euros (un 0,5%), pasando de 645,3 €/mes a 648,6 €/mes, no permite recuperar esa pérdida de su poder de compra y no es coherente con el escenario de recuperación de la economía española que promulga el Gobierno, limitando un mejor comportamiento de las expectativas y una expansión de la demanda interna vía consumo."

 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  

Acuerdo2018-2020

VIDEOS

Ofertas empleo

 

 

 

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

  Ofertas de empleo

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA