La calidad del empleo cada vez peor

La calidad del empleo cada vez peorLos datos generales de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de junio son positivos, aunque por debajo de los registros producidos en años anteriores, y fundamentalmente marcados por una alta precariedad: el incremento en el número total de contratos realizados apunta a un aumento de la rotación laboral; sólo 7 de cada 100 contratos realizados fueron indefinidos; aumenta el recurso a la contratación a tiempo parcial (36,6% del total) como vía de abaratamiento de costes y flexibilización de la jornada; la cobertura de la prestación por desempleo cayó en mayo a su mínimo histórico, el 54,46% (26 puntos porcentuales por debajo del máximo alcanzado en enero de 2010). 

 UGT manifiesta su preocupación por este incremento de la precariedad y el agravamiento de las situación de desigualdad y exclusión sociales que ha generado la crisis y las erróneas políticas practicadas durante la misma, y reclama la revisión de la reforma laboral de 2012, el fortalecimiento del sistema de prestaciones por desempleo, y la reforma del sistema de políticas activas de empleo. 

En el mes de junio el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo se ha reducido en 94.717 personas, lo que, siendo una cifra cuantitativamente reseñable, es inferior a la registrada en los tres últimos años. Hay que tener en cuenta que el mes de junio es uno de los mejores meses del año para el empleo, de modo que siempre se reduce el paro en este mes debido a factores estacionales, esencialmente por las contrataciones relacionadas con el sector del turismo y las temporadas vacacionales. La fuerte estacionalidad del dato se pone de relieve en el hecho de que, corrigiendo ese efecto, el paro ha aumentado en 24 personas (según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social).

El paro registrado ha caído en este mes en ambos sexos (53.462 hombres y 41.265 mujeres), en los tres mayores sectores (sobre todo en servicios, donde cae en 61.887 personas; crece en la agricultura, en 7.027 personas), y en todas las Comunidades Autónomas (crece en la Ceuta y Melilla). El número total de parados registrados se eleva aún a 4.120.304 personas. 

Por su parte, el número de afiliados medios a la Seguridad Social ha aumentado en el mes en 35.085 personas, una cifra también inferior a la registrada en 2014 (56.622), y muy alejada de los niveles normales de aumento en un mes de junio en la anterior etapa expansiva (cuando se situaban en torno a las 100.000 afiliados más). El dato corregido de variaciones estacionales confirma también lo apuntado por las cifras del paro, puesto que de esta manera no solo no aumenta la afiliación, sino que se reduce en 2.104 personas. 

En Asturias, se mantiene la tendencia descendente del paro registrado con 6.126 parados menos que hace un año que se corresponde con un proceso de creación de empleo al aumentar la afiliación a la seguridad social en 4.650 afiliaciones y un avance de la contratación.  Aun así, los niveles de paro son inadmisibles con 89.222 desempleados, el empleo creado sigue siendo temporal y de bajos salarios con tan sólo un contrato indefinido por cada 17 temporales, y se produce una menor protección frente al desempleo, con un descenso de la tasa de cobertura que deja a un 45% de los parados sin ningún tipo de prestación económica. Todo ello está conformando una sociedad cada vez más injusta donde se incrementan los niveles de pobreza y de exclusión social. Esta caída se acompaña de un incremento en la afiliación a la Seguridad Social de 4.650 personas, el 1,4% más que hace un año. Si bien arrojamos el menor avance de afiliación del escenario autonómico.

Cabe destacar como el descenso de extiende para el conjunto de sectores de actividad económica, con especial incidencia en el sector de la Industria y de la Construcción, no así entre el colectivo de parados de primer empleo, por el efecto del paro entre los más jóvenes a quienes la falta de oportunidades laborales y pocas expectativas les aboca a una emigración laboral forzosa, con la consiguiente pérdida de capital humano cualificado y mayor caída de la tasa de actividad laboral donde nuestra región abandera los menores niveles.

Hay que incidir, una vez más, como a pesar de la reducción del paro y del aumento del empleo éste se apoya en el avance de la precariedad y bajos salarios, donde la tónica dominante sigue siendo la temporalidad. Así a lo largo del mes de junio a pesar del avance de los contratos indefinidos en un 3,6% interanual, se han registrado un 94,4% de contratos temporales en las oficinas del Servicio Público de Empleo, lo que arroja una relación de un contrato indefinido por cada 17 temporales. A todo ello se une una nueva caída en la tasa de cobertura, una menor protección económica frente al desempleo.

No cabe hablar de recuperación económica ni del mercado laboral mientras el empleo creado se base en los bajos salarios y la precariedad, mientras se siga también precarizando la situación de los parados ante la caída de la tasa de cobertura y el desempleo siga siendo crónico entre determinados colectivos como son los parados de larga duración, los jóvenes y los mayores de 45 años. Todo ello continúa provocando un inadmisible empobrecimiento generalizado de la población y un fuerte aumento de las desigualdades y de la exclusión social.

Tiempo Libre 2020

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  

Acuerdo2018-2020

VIDEOS

Ofertas empleo

 

  

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA