Tres años de reforma laboral = devaluación del empleo y de los salarios

Imagen La reforma laboral del Gobierno ha devaluado el empleo y los salariosLa reforma laboral del Gobierno del PP, tras tres años de vigencia, no ha logrado crear empleo, ni reducir el paro, ha devaluado el empleo, los salarios y empeorado la vida de los ciudadanos. De 2011 a 2014 hay 600.000 parados más, cerca de 1,1 millones de ocupados menos y se ha producido una reducción de medio millón de activos, impulsados por el efecto desánimo.

Al elevado número de desempleados (casi 5,5 millones de personas, según la EPA) se une la extensión del paro de larga duración y el aumento de parados sin ningún tipo de prestación (la tasa de cobertura por desempleo ha bajado 20 puntos desde que gobierna el PP). Esta normativa, que ha roto el equilibrio en las relaciones laborales, ha aumentado la precariedad en el empleo (cada vez hay mayor temporalidad y parcialidad). Todo ello, ha provocado una devaluación salarial, que está perjudicando a la economía y que supone un aumento de las desigualdades y de la pobreza.

El 10 de febrero de 2012 se aprobó el RDL 3/2012 de medidas urgentes de reforma del mercado laboral (convertido en Ley 3/2012, de 6 de julio), la descausalización de las modalidades de contratación y las causas de extinción de los contratos, así como la modificación de las condiciones de trabajo por parte de los empleadores y la desregulación de la negociación colectiva.

Con la información estadística de casi tres años desde la entrada en vigor de este RDL 3/2012, se puede realizar una evaluación de las consecuencias de esta reforma laboral, a través de la evolución de los diferentes indicadores del mercado de trabajo.

En promedio, la tasa de paro de 2014 fue tres puntos más elevada que la de 2011, en volumen de parados, 600.000 más en el periodo, cerca de 1,1 millones de ocupados menos y una reducción de alrededor de medio millón de activos impulsados por el efecto desánimo. Estos son los rasgos principales de una Reforma laboral que no ha logrado ni crear empleo, ni reducir el paro, pero si ha conseguido empeorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Extensión del desempleo 

A pesar de los relativamente mejores resultados de 2014 en términos de actividad económica, en España hay casi cinco millones y medio de parados, que elevan la tasa de desempleo hasta casi el 24% de la población activa, según datos de la Encuesta de Población Activa para el cuarto trimestre de 2014. 

Según el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para el mes de diciembre, 2014 finaliza con 4.447.711 parados registrados. Respecto a diciembre de 2013, el paro se ha reducido en 253.627 personas (un 5,4%).

Pero no hay que olvidar que la mejora esconde, por un lado, una elevada precariedad y parcialidad derivada de la naturaleza de los empleos que se están creando, básicamente temporal y a tiempo parcial. Y, por otro, esta reducción del número de parados guarda relación con el descenso de la población activa por el efecto desánimo motivado por las malas expectativas y, en el caso de los jóvenes y extranjeros, por su salida hacia otros países en busca de empleo. El resultado es un adelgazamiento del volumen de desempleados. 

El número de desempleados registrados se mantiene en los niveles de diciembre de 2011, de forma que el paro que se ha reducido corresponde únicamente al que se ha generado a partir de enero de 2012, durante el actual Gobierno del Partido Popular y en el contexto de su reforma laboral. Para lograr los niveles previos a la crisis (por ejemplo en diciembre de 2008), el paro tendría que descender un 30% (alrededor de 1,3 millones de personas)

No se puede negar que en 2014 las cifras en general son algo más optimistas que en 2013, acordes con la mejora de la actividad y del empleo. Pero, dadas las características del empleo creado no parece que se esté generando una transformación del modelo productivo ni un cambio de tendencia que pueda lograr crecimientos sostenibles visibles a medio y largo plazo, que permitan rebajar la tasa de paro al menos por debajo del 23% en 2015.

De hecho, el paro de larga duración se ha ido extendiendo con el avance de la crisis y se ha profundizado debido a las erróneas políticas aplicadas: el número de personas paradas que lleva más de un año buscando empleo ha pasado de medio millón al inicio de la crisis en 2008, a superar 3,3 millones en 2014 (tercer y cuarto trimestre).

En el inicio de 2011 un 46,6% de las personas en desempleo llevaba más de un año buscando empleo, un porcentaje que ahora se eleva al 61,4% en el cuarto trimestre de 2014. Y es cada  vez mayor la incidencia de las personas que llevan buscando empleo más de dos años: 43,7% de los desempleados en 2014, frente al 22% de 2011, la mitad que en la actualidad.

Al elevado número de desempleados y el paro de larga duración se sucede el fenómeno de la precariedad en el propio desempleo. La cobertura cae año tras año, de forma que sólo se explica por el endurecimiento de las condiciones de acceso a las prestaciones, que ha provocado que el número de beneficiarios de prestaciones vaya descendiendo año a año. En 2008, el 73,6% de los desempleados registrados tenía una prestación por desempleo. En 2010 este porcentaje se mantiene en el 78,4%, en 2012 baja al 65,8% y en 2014 al 58,8% de media. Casi 20 puntos separan la tasa de cobertura antes y después de la llegada del actual Gobierno.

Empleo, más precario

La ocupación, medida a través de la afiliación a la Seguridad Social, se sitúa en diciembre de 2014 en 16.695.752 cotizantes (media de diciembre), 402.209 más que en diciembre de 2013 (un 2,47%).

Sin embargo, el número de cotizantes se mantiene aún en los niveles de 2012, y lejos de las cifras alcanzadas en los años previos. Únicamente se han recuperado las afiliaciones perdidas desde 2012, dentro de la actual legislatura y en el marco de la reforma laboral. Para lograr los niveles previos a la crisis (por ejemplo en diciembre de 2008) la afiliación tendría que crecer un 10% (alrededor de 1,6 millones de personas).

Según datos de la EPA, comparando las medias de ocupación 2011 y 2014, se produce una pérdida de empleo generalizada. Únicamente se obtienen mejores cifras para los mayores de 55 años, los trabajadores por cuenta propia (sin asalariados a su cargo, entre los que se cuentan los denominados “falsos autónomos”) y los ocupados a tiempo parcial, uno de los caminos por los que está transcurriendo la recuperación del empleo en España.

El año 2014 refleja una mejora generalizada de las cifras de empleo respecto a 2013, aunque las cifras hay que considerarlas con extrema precaución, pues el crecimiento del empleo en los trimestres centrales está ligado a la estacionalidad y, el empleo que se está generando, lo hace bajo unas condiciones más precarias.

La temporalidad persiste como uno de los principales problemas del mercado laboral español. A pesar de la acusada pérdida de empleo temporal al comienzo de la crisis, la temporalidad laboral logra permanecer en el mercado de trabajo español. Sigue constituyendo uno de sus elementos estructurales, manteniéndose en el 24,2%, medio punto superior a la registrada en el mismo trimestre del año 2013. 

En los momentos en que ha habido cierta recuperación del empleo, ha sido claramente de carácter temporal (especialmente en los trimestres de actividad estacional), reflejándose en nuevos aumentos de la tasa. De hecho, el número de contratos registrados es más elevado este último diciembre que en los diciembres anteriores, debido a la evolución de los contratos temporales. El peso de los contratos indefinidos sobre el total (en diciembre de 2014 en un 7,2%) debería ganar dos puntos para igualar la cifra de diciembre de 2008 (9,2%).

En cuanto al contrato de emprendedores, su importancia ha sido limitada. Sólo al inicio de su andadura (marzo de 2012) logró un 9,3% de los contratos indefinidos. Los últimos datos de enero de 2015 señalan que este porcentaje se reduce hasta el 6,8%. Actualmente representan sólo el 0,6% de los contratos, un valor muy pobre si se considera el continuado apoyo otorgado por el Gobierno. 

A la tradicional temporalidad se ha unido en la última parte de la crisis, la contratación a tiempo parcial, sobre todo de carácter involuntario. En los últimos datos publicados destaca de nuevo, consolidándose definitivamente como otro elemento estructural más de nuestro mercado de trabajo, que permite obtener mejores ritmos de creación de empleo.

Hasta el inicio de 2012, el peso de los contratos a tiempo parcial se había mantenido por debajo del 30%, ocupando por tanto el tiempo completo más del 70% de los contratos. A raíz de la reforma laboral, asciende el porcentaje de estos contratos, hasta un tercio de los registrados. La tasa de parcialidad se sitúa en el último trimestre de 2014 por encima del 16%. 

Y la parcialidad involuntaria (trabajadores subempleados, que trabajan a tiempo parcial por no haber encontrado un trabajo a tiempo completo) se mantiene en el 62,7%, frente a un 35,5% del mismo trimestre de 2008. En seis años se ha duplicado el tiempo parcial involuntario, con casi 1,8 millones de ocupados a tiempo parcial “atrapados” en esta situación.

Evolución de los salarios y las rentas del trabajo

El elevado nivel de desempleo y la precariedad en el empleo están provocando, por un lado, una reducción de la renta y de la capacidad adquisitiva y, por otro, importantes desequilibrios en la distribución de la renta (la remuneración de asalariados ha ido perdiendo peso en la renta nacional, mientras ha aumentado el de las rentas del capital y mixtas). Como consecuencia, se observan desigualdades económicas y sociales, una extensión de las condiciones de pobreza y un deterioro de la calidad de vida en el país.

La devaluación salarial, propiciada por la reforma laboral, junto al incremento en la precariedad del empleo (mayor temporalidad y parcialidad), se ha dejado sentir en los ingresos recibidos por los asalariados. Al inicio de la crisis se observa un fuerte incremento del valor, asociado al denominado efecto composición. Esto es, la pérdida de empleo en la primera etapa de la recesión se concentra en el empleo temporal, menos cualificado y, por tanto peor remunerado. Por esta causa aumenta considerablemente el valor medio entre 2008 y 2009. 

El avance de la crisis y el inicio de la recuperación del empleo, que vienen definidos por un aumento de la temporalidad y la parcialidad, dan lugar a un cambio de dirección en este efecto composición. Por un lado, los nuevos contratos que se firman se sustentan en peores remuneraciones y, además, parte de los salarios vigentes o no se han actualizado o han sufrido un retroceso. Por otro lado, el salario de reserva (al que los trabajadores están dispuestos a aceptar un empleo) ha descendido. El resultado es un descenso de los salarios medios en el mercado de trabajo. 

Considerando los salarios como un ingreso, la Agencia Tributaria ofrece estadísticas hasta 2013. Entre 2008 y 2009 aumenta el promedio percibido por los asalariados, por el ya mencionado efecto composición. El paso de 2010 a 2011 ya supone una pérdida y 2012 y 2013 registran importantes descensos. 

El estancamiento o devaluación de los salarios no sólo implica un riesgo de deflación de la economía española, sino que ya está provocando un aumento de las desigualdades y de la pobreza.


Evolución de la Negociación Colectiva

Por su parte, la negociación colectiva sufrió un considerable frenazo en 2012 que en principio parecía que iba a suponer una enorme pérdida de cobertura: la expectativa de pérdida de vigencia de los convenios hizo que no interesase su negociación por la parte empresarial y, tras el acuerdo sobre ultraactividad de mayo de 2013, y con un esfuerzo sindical importante en la recuperación de convenios y de trabajadores cubiertos, se consiguió agilizar el cierre de convenios de 2012. 

A pesar de ello, el esfuerzo por recuperar revisiones de 2012 ha supuesto la ampliación del plazo para el cierre en cuatro meses, de modo que el cierre final ha sido en octubre de 2014 y no en junio; y en esos cuatro meses se han introducido datos para 495 convenios para 662.721 trabajadores. Con ello se ha conseguido recuperar la cobertura, de modo que el efecto notable (estadísticamente) de la reforma en materia de cobertura prácticamente sea solo el retraso en la negociación. Hubo en 2012 un 5% menos de trabajadores cubiertos por convenio que en 2011, pero también hubo un descenso del empleo

Este retraso se mantiene en los años posteriores de manera incluso acentuada, hasta el punto de que en diciembre de 2014 hay 4.755.972 trabajadores que tienen cerrado su convenio para el ejercicio, mientras en diciembre de 2011 eran 6.267.425. Y de acuerdo con el cierre de 2012, faltaría por cerrar los convenios de 2014 para el 52,91% de los trabajadores.

Con respecto a las inaplicaciones, desde marzo 2012 a diciembre de 2014 se han registrado 5.333 inaplicaciones, que afectan a 255.105 trabajadores. En el año 2013 se registraron más de la mitad y en 2014 se han reducido de modo que mientras en 2013 hubo una media de 209 inaplicaciones al mes y una media de 64 trabajadores por inaplicación; en 2014 ha habido una media de 173 inaplicaciones al mes y de 32 trabajadores por inaplicación, la mitad que el año anterior.

Conclusiones

El inicio de la recuperación económica en España ha venido marcado por un tímido aumento en el empleo. Pero, como están poniendo de manifiesto las estadísticas, se trata de un empleo más precario, de peor calidad, con más temporalidad, mayor temporalidad involuntaria y salarios más bajos.

A lo largo de la crisis la destrucción de empleo y el aumento del paro han ido acompañados de peores condiciones laborales y de una devaluación salarial para aquéllos que no han perdido el empleo o han sido contratados durante la incipiente y lenta recuperación.

A los fenómenos estructurales de nuestro mercado laboral, como es la temporalidad descausalizada en la contratación, se han unido nuevas formas de precariedad, propiciadas por el marco de la reforma laboral de 2012. Entre ellas, un auge del empleo a tiempo parcial involuntario y una devaluación de los salarios que están afectando a las rentas de los ciudadanos. 

En definitiva, una flexibilidad impuesta al trabajador, facilitada por la reforma laboral, a remuneraciones inferiores y con peores condiciones laborales.

Asimismo, se está produciendo un avance de la precariedad en el desempleo, con una extensión del paro de larga duración y unas políticas de empleo que no están siendo efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas.

 

 

Apoyo Europeo a la campaña a favor de las libertades y del derecho a la huelga

derecho de huelgaCoincidiendo con la Jornada de Acción Mundial convocada por la Confederación Sindical Internacional en contra de la criminalización del derecho a la huelga, Jan Willem Goudriaan, secretario general de la Federación Europea de Sindicatos de Función Pública (EPSU, por sus siglas en inglés), y ante la “criminalización del derecho a la huelga en España, que se ha convertido en un asunto de preocupación internacional” ha urgido al presidente del gobierno Mariano Rajoya tomar medidas inmediatas para resolver la situación”.

Asimismo, y por considerarla una grave amenaza contra la libertad de expresión y el derecho a manifestarse, pide elimine de la ya conocida internacionalmente como “Ley Mordaza” cualquier elemento que pueda coaccionar o penar a la ciudadanía por ejercer estas libertades. Recordando que la EPSU afilia a más de siete millones y medio de trabajadores de Servicios Públicos en Europa, Goudriaan reitera que su organización europea apoya completamente las reivindicaciones de UGT y CCOO ante la Organización Internacional del Trabajo, y de que este organismo de Naciones Unidas ha declarado que las acciones del gobierno del Partido Popular contraviene las convenciones 87, 98 y 154 de la OIT,  

El secretario general de la EPSU envía también su petición por carta al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y solicita a los portavoces de los distintos grupos parlamentarios actúen en el Congreso y en el Senado contra la reforma de los textos anteriores y del artículo 315 del Código Penal, al entenderlo como un texto “introducido durante el régimen franquista para amenazar a los trabajadores que ejercerciesen el derecho a la huelga”, recordando que en España hoy hay más de trescientos sindicalistas que pudieran recibir –o ya lo han hecho- penas de prisión o cuantiosas multas por ejercer la lógicas tareas sindicales durante jornadas de huelga. “Esta intimidación no es aceptable”, manifiesta en su texto.

La gravísima afrenta a la que el gobierno de Mariano Rajoy ha decido someter a los trabajadores ha resultado en numerosas muestras de solidaridad de distintas organizaciones sindicales internacionales, que han hecho llegar su preocupación por la criminalización del derecho a la huelga y el desarrollo de la Ley Mordaza a la FSP-UGT -entre ellas, la Función Pública de la Confederación General del Trabajo Italiana (FP-CGIL), a la que todas y todos los afiliados de la FSP-UGT y su comisión ejecutiva envían su agradecimiento por su interés y apoyo-. También se ha despertado el interés de numerosos medios de comunicación internacionales (BBC, CNN, The Equal Times, etc.) que han incluido noticias, editoriales y artículos de opinión muy críticos con la criminalización del derecho a la huelga y manifestación en nuestro país.

A modo de ejemplo, la revista del Centro Inernacional para los Derechos Sindicales (ICTUR), en su número de Febrero, se centra en el derecho a la huelga, con un extenso artículo sobre el caso español (páginas 6-7) que pueden consultar pinchando aquí.

UGT publica la Guía de la Jubilación 2015

UGT publica la guía de la Jubilación 2015

Cuando se acerca el momento de la jubilación siempre surgen muchas dudas por esta razón la Unión General de Trabajadores ha editado y difundido una guía para responder a las preguntas que a cualquier persona le puede suscitar a la hora de jubilarse.

Preguntas sencillas y respuestas sencillas a las dudas que puede tener cualquier persona cuando se está planteando, está próximo, o ha decidido, abandonar la actividad laboral.

  • ¿Puedo jubilarme en el 2015?
  • ¿Cómo se calculará la cuantía de mi pensión en este año 2015?
  • ¿Exite una pensión mínima de jubilación?
  • ¿A quién tengo que comunicar y solicitar la jubilación?
  • ¿Cómo se me abonará la pensión de jubilación?
  • ¿Puedo retrasar mi jubilacón?
  • ¿Podría seguir trabajando y percibier la pensión de jubilación?

Éstas y otras son algunas de las cuestiones que resuelve esta guía, que pretende ofrecer una información básica que ayude a tomar una decisión adecuada ante el hecho de la jubilación.

 

Guía para facilitar la búsqueda de empleo de la población española en Alemania

Guía para facilitar la búsqueda de empleo de la población española en AlemaniaUGT y CCOO, junto con el sindicato alemán DGB y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, han editado la guía “¡Informarse es protegerse! Una guía para trabajar con éxito en Alemania”, con el fin de garantizar los derechos laborales de la población española que viaje a Alemania para buscar un empleo o que ya se encuentren en este país. De esta forma, la guía incluye información sobre cuestiones a tener en cuenta a la hora de buscar un empleo en el país germano, aspectos básicos de la legislación alemana en materia laboral o consejos a la hora de detectar y evitar posibles fraudes en las ofertas de empleo o al firmar el contrato, entre otras cuestiones.

UGT y CCOO, junto con el sindicato alemán DGB y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a través de la Consejería de Empleo y Seguridad Social de la Embajada española en Berlín, publican una guía dirigida a quienes emigran desde España a Alemania para trabajar o lo hacen en busca de un empleo. Con esta iniciativa, UGT y CCOO quieren contribuir a una migración segura y al respeto de los derechos de los trabajadores que quieran migrar desde España a  trabajar en Alemania o que ya se encuentren en este país.

A lo largo de los últimos años, se ha incrementado el número de personas que salen de España hacia Alemania para trabajar en este país. Como en todos los procesos de migración laboral, es preciso garantizar los derechos de trabajadores y trabajadoras, desde el origen hasta el país de destino y en el empleo que allí desempeñan. La labor de las organizaciones sindicales, tanto en los países origen de inmigración, como en los de destino, es asegurar, no solo unos procesos migratorios seguros, sino que las condiciones de empleo de los migrantes son las legalmente establecidas y que, en los casos más graves, no sean víctimas de posibles engaños o abusos.

UGT y CCOO hemos impulsado en los últimos años iniciativas, propuestas y modificaciones legislativas con el objetivo de garantizar los derechos de las personas migrantes. En el contexto económico y laboral actual, en el que se ha incrementado el número de quienes abandonan España forzados por la situación social y la carencia de expectativas laborales, UGT y CCOO en el marco de nuestra acción sindical, reforzamos la actuación para garantizar también los derechos de trabajadores y trabajadoras que emigran desde España, en este caso a Alemania, para asegurar el cumplimiento de la normativa vigente en aquel país y la ausencia de abusos por parte de los empleadores.

Con esta finalidad nace la guía “¡Informarse es protegerse! Una guía para trabajar con éxito en Alemania”, elaborada conjuntamente por CCOO, UGT, la DGB alemana y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social a través de la Consejería de la Embajada Española en Berlín, y que en sus diversos apartados, incluye información sobre cuestiones que hay que tener en cuenta antes de salir de España, así como, una vez en Alemania, sobre aspectos básicos de la legislación alemana en materia sociolaboral, y la regulación de formas de trabajo especiales como los temporeros o los trabajadores desplazados. La Guía comprende también consejos para detectar y evitar posibles fraudes en las ofertas de empleo, al firmar el contrato de trabajo o en los casos de desplazamiento a Alemania por parte de empresas fantasma.

Esta Guía será repartida en todo el territorio nacional, y es accesible, para cualquier persona interesada en trabajar en Alemania o que ya se encuentre allí, a través de las páginas web de UGT, CCOO y la DGB

UGT reclama la urgente puesta en marcha de políticas activas y la mejora de la protección

Paro febrero. UGT reclama la urgente puesta en marcha de políticas activas y la mejora de la protecciónA pesar de la positiva evolución del desempleo, la Unión General de Trabajadores muestra su preocupación por la tendencia a la precariedad y la desigualdad en el mercado de trabajo y recuerda que la recuperación del empleo afecta sólo a una parte de los trabajadores ya que aumenta el paro femenino, entre los jóvenes y entre los extranjeros abriendo nuevas brechas de desigualdad. El sindicato considera además que, el adelgazamiento de las cifras de desempleo está relacionada con el efecto desánimo entre los desempleados, el descenso continuado de las prestaciones, las cuantías, la tasa de cobertura y la extensión del paro de larga duración así como los procesos de emigración, especialmente entre los jóvenes. Por ello, frente al comodín de las bonificaciones a las empresas, UGT reclama poner en marcha políticas activas orientadas a todos los grupos en dificultad y a corregir las desigualdades generadas. 

Febrero de 2015 finaliza con 4.512.153 parados registrados, según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esta cifra supone un descenso intermensual de 13.538 personas con respecto a enero (0,3%) y en términos interanuales el dato sigue mostrando un descenso del 6,2%, es decir, 300.333 parados registrados menos que en el mes de febrero de 2014. En términos desestacionalizados la reducción es de 49.653 personas.

  • En febrero se ha incrementado el desempleo femenino un 0,3% (6.319 desempleadas más este mes). Mientras desciende el masculino en 19.857 hombres (-0,9%). Desde febrero de 2014 se han reducido ambos (un 9,3% el masculino y un 3,4% entre las mujeres). 
  • En febrero continuaban registrados 387.501 jóvenes desempleados. El paro entre los menores de 25 años ha aumentado un 0,7% mensual (2.569 parados jóvenes más en este mes), aunque en términos anuales se produce una caída del 9,6% (-41.206 jóvenes).  
  • Por sectores de actividad, el paro registrado en febrero aumenta en la agricultura (un 0,2%) y en el colectivo sin empleo anterior (un 0,8%). En el resto se reduce: en la construcción un 1,9%, en la industria un 1,4% y en los servicios un 0,01%.  
  • En términos anuales en el sector agrícola es el único donde aumenta, un 5,9%, el desempleo.  Mientras, desciende en la construcción (-18,3%), la industria (-12,1%), los servicios  (-4,2%) y el colectivo sin empleo anterior (-1,2%). 
  • Por lo que respecta a los trabajadores extranjeros, el número de desempleados sigue la tendencia de crecimiento y sube en el pasado mes un 0,6% (debido al aumento del paro masculino y, en mayor medida, del femenino), hasta alcanzar la cifra de 546.229 personas, aunque en la variación anual se observa un descenso del 5,2%. 
  • El número total de contratos registrados en febrero decrece un 10,3% respecto a enero, situándose la cifra total en 1.226.950 contratos firmados. Cabe destacar la caída mensual de la contratación temporal (un 11,3%) y el incremento de la indefinida (un 0,03%). Este incremento de la contratación indefinida se debe exclusivamente al aumento de los contratos a tiempo parcial, que crecen en el mes un 7%, frente a una caída del 4,1% de los contratos indefinidos a tiempo completo. 
  • Si comparamos los contratos con los registrados en el mismo mes del año anterior, el volumen total de contratos se incrementa un 12,5%: un 23% los indefinidos y un 11,4% los temporales. La proporción de temporales sobre el total de contratos se sitúa en el 90,2%. 
  • En un año, los contratos temporales a tiempo parcial han crecido un 16%, mientras los temporales a tiempo completo sólo lo han hecho en un 9,3%. Desde febrero de 2014 aumenta un 30,6% la contratación indefinida a tiempo completo y un 12% la indefinida a tiempo parcial. El peso de los contratos a tiempo parcial sobre el total de contratos sube dos puntos en un mes: al 33,7%.  
  • El contrato para emprendedores aumenta de 8.248 en enero a 9.176 en febrero.  
  • La afiliación a la Seguridad Social se sitúa en 16.672.222 cotizantes, 459.918 más que en febrero de 2014 (un 2,8%), debido al incremento en el Régimen General (procedente sobre todo de la construcción y la educación).

El número de beneficiarios de prestaciones abre enero con una nueva caída anual del 13,8%, que acompaña al descenso de la cuantía media por beneficiario (-1,7%) y al descenso del gasto medio por beneficiario (-4,3%). La persistencia de estos descensos rebajan otra vez la tasa de cobertura al 56,5%. 

Conclusiones:

UGT considera que los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social confirman el inicio de la recuperación del empleo. 

La Contabilidad Nacional ofrecida por el INE el pasado 26 de febrero ya adelantaba que, junto al crecimiento del PIB, el empleo equivalente a tiempo completo ha aumentado un 2,4% entre el cuarto trimestre de 2013 y el de 2014. Unas cifras favorables que se deben en buena parte a los malos resultados logrados ese trimestre de 2013 (el empleo descendió un 1,8%), un efecto estadístico que amplifica la mejora sucedida. Aunque, al margen de este hecho, parece que el empleo ha tomado una senda de recuperación.

Sin embargo, a pesar de la positiva evolución anual, UGT muestra su preocupación por las tendencias que se están configurando en el mercado de trabajo, donde el incremento de la ocupación incorpora rasgos de desigualdad y precariedad.

  • En primer lugar UGT no se olvida de que los mejores resultados del registro del desempleo siguen guardando relación con un efecto desánimo entre los desempleados. El descenso continuado de los beneficiarios de prestaciones, de las cuantías medias y, en última instancia, de la tasa de cobertura (del 70,6% en 2011 al 56,5% en enero) y la extensión del paro de larga duración (cifrada en la EPA del pasado 22 de enero en un 61,4%), junto a los procesos de emigración, podrían ser parte de este “adelgazamiento de las cifras de desempleo”, en especial entre los grupos de jóvenes. 

 

  • En segundo lugar, la recuperación del empleo está beneficiando sólo a una parte de los trabajadores. Entre enero y febrero sólo mejoran las cifras entre los hombres (nacionales), especialmente en el sector de la construcción. Por su parte, aumenta el paro femenino, entre los jóvenes y los extranjeros. Parece que nos encaminamos hacia el pasado, abriendo nuevas brechas de desigualdad y volviendo a un modelo productivo conocido.  
  • En febrero un 90,2% de los contratos realizados fueron temporales y más de un tercio a tiempo parcial. Si bien hay un incremento de la contratación indefinida, este resultado se debe al comportamiento de la contratación a tiempo parcial. El peso de los contratos a tiempo parcial, temporales y sobre todo indefinidos, ocupa cada vez mayor parte del mercado de trabajo, con consecuencias negativas en términos de calidad del empleo y salarios.   

Ante esta situación del mercado de trabajo, el Consejo de Ministros aprobaba el viernes una nueva tarifa reducida de cotización a la Seguridad Social para los nuevos contratos indefinidos, tal y como adelantó el Presidente en el Debate sobre el Estado de la Nación. Esta medida sustituirá a la actual tarifa plana de 100 euros, que finaliza el 31 de marzo. La medida se fundamenta en que los primeros 500 euros de salario de cada nuevo contrato indefinido no cotizarán durante 2 años. Las empresas de menos de 10 trabajadores se podrán beneficiar durante 1 año más de una exención sobre 250 euros. El nuevo incentivo estará vigente por un periodo de 18 meses. 

Ante la paralización de sus proyectos que desarrollan las políticas activas, el Gobierno saca otra vez el comodín de las bonificaciones a las empresas. Una medida que en teoría persigue tres objetivos: La creación de empleo estable, reduciendo la temporalidad, favorecer la contratación de los colectivos con mayores problemas de acceder al empleo y acompañar a las políticas estructurales de cambio del modelo productivo.

Sin embargo, la realidad de nuestro mercado de trabajo prueba que las políticas implantadas por este Gobierno están fracasando en la consecución de estos objetivos (hay más desigualdad, y más precariedad). Entre finales de 2012 y fin de 2014 el número de asalariados con contrato indefinido descendió en 56.700 personas, mientras el número de asalariados con contrato temporal aumentó en más de 250.000 (según EPA). Unos resultados para los que se ha necesitado un gasto en bonificaciones de 2.875 millones de euros entre los ejercicios 2013 y 2014.

Con estos datos, para UGT:

  1. La política de bonificaciones está favoreciendo las contrataciones a tiempo parcial, son control del tiempo de trabajo y con consecuencias sobre la calidad de vida de las familias. 
  2. La reducción de la temporalidad que muestra el mercado de trabajo es insuficiente. 
  3. Existe un elevado peso muerto o ganga, donde se bonifican contrataciones que se hubiesen realizado de todas formas; resultando el gasto ineficiente. 
  4. La universalización de la aplicación impide que sean los colectivos de mayor riesgo de exclusión del mercado laboral los beneficiarios. 
  5. Se produce un desplazamiento de trabajadores, que termina incidiendo en la remuneración y la calidad del empleo. 

Lo urgente es poner en marcha el resto de políticas activas del mercado de trabajo. El Gobierno viene apostando por proyectos cuya puesta en funcionamiento se está demorando más de lo previsto. El Plan de Garantía Juvenil, el proyecto de colaboración con Agencias Privadas de Colocación y el reciente Programa de Activación Empleo se encuentran aún paralizados.

En este último punto, si bien es aún pronto para realizar una evaluación del Programa de Activación para el Empleo (PAE), cuya puesta en marcha se inició el pasado 15 de enero, será necesario hacer un seguimiento minucioso de las personas que lo solicitan y de sus beneficiarios. UGT pide al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que periódicamente publique los datos, con el fin de no caer en la desinformación, como ocurre con otros casos como es el Plan de Garantía Juvenil, en el que tras meses de supuesto funcionamiento, a día de hoy no hay cifras oficiales sobre el número de jóvenes registrados en el mismo.

Página 7 de 87

COVID-19 información útil

Tiempo Libre 2020

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  

Acuerdo2018-2020

VIDEOS

Ofertas empleo

 

  

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA