Ruptura Deutsche Bank - Correos : el silencio no es respuesta

Ruptura Deutsche Bank - Correos : el silencio no es respuesta

El Sector Postal de FSP-UGT insiste en la necesidad de convocatoria de reunión Correos/Sindicatos y reitera la necesidad de un Banco Postal.

El pasado viernes 8 de enero hicimos pública la carta de UGT al Presidente de Correos en la que reclamábamos una reunión urgente con la presencia de todos los sindicatos para tratar sobre las razones que lo justifican y la repercusión que tendrá, el fin del acuerdo entre Correos y Deutsche Bank que se hará efectivo a mediados del próximo mes de marzo. Asimismo planteamos nuestra preocupación respecto de los intereses de los empleados que son clientes del D.B. y partícipes del Plan de Pensiones así como sobre el impacto de la ruptura sobre las condiciones laborales y salariales de los compañeros que realizan cometidos bancarios.

El Presidente de Correos ni sabe ni contesta a la solicitud de una reunión con los sindicatos

Han pasado diez días y el Presidente de Correos al parecer ni sabe ni contesta. Y creemos que esa es la peor posición que puede mantener Correos en este momento. Mantener y alimentar la incertidumbre del ¿y ahora qué? que la gente se hace después de la noticia e incluso después de leer la carta enviada a los clientes. Mientras nadie nos demuestre lo contrario lo sucedido tiene el aroma de la improvisación.

Suponemos que razones existirán para la ruptura de un convenio que habiendo finalizado a finales del 2014 llevaba un año prorrogado por acuerdo de las partes. Pero lo que es razonable también es preguntarse por qué en cuatro años no se ha previsto esta situación a partir de que las negociaciones sobre el futuro del Convenio Correos/Deutsche se estancaron en su día y se sabía que ese no era un camino de futuro. Porque contactos con otros bancos ha habido al parecer –según dicen fuentes ajenas a Correos dado el secretismo reinante en la casa sobre el asunto- y por lo visto infructuosos. Cómo no vamos a preguntarnos ¿ y ahora qué ? añadiendo a ello ¿ hay algo previsto para salir de este impasse sin daño para Correos y para su gente ? o la peor de las interrogantes ¿ es que en algún lugar hay alguien que se esté planteando que Correos abandone la actividad bancaria ?. Son preguntas –entre esas otras que aludíamos relacionadas con el personal- a las que tiene que dar respuesta quien tiene la capacidad de darlas. Mientras nadie diga lo contrario ese es, inicialmente, el Presidente de Correos.

Visto lo visto lo razonable es abordar en serio, de una vez, la posibilidad de crear un Banco postal

Sobre este tema conviene recordar que UGT, durante la tramitación de la Ley 43/2010 del Servicio Postal Universal, presentó una enmienda con el fin de que en la citada norma se recogiera expresamente que al operador designado para prestar el Servicio Postal Universal - Correos y Telégrafos- se le permitiera diversificar su actividad actuando dentro del sector financiero rescatando “la prestación de todo tipo de servicios bancarios, financieros y de pago “ mediante “la creación de un Banco Postal”, recuperando así una actividad que Correos había desarrollado durante ochenta años a través de la Caja Postal; una de las entidades más eficientes de este sector- hasta que en 1990 fue segregada para ser posteriormente incluida en el holding público de Argentaria que fue privatizado en 1999.

UGT fundamentaba su propuesta en que esta medida de diversificación además de reforzar el papel de agente de desarrollo económico del país y favorecedor de la cohesión social, contribuiría a garantizar el futuro de Correos mediante la captación de ingresos orientados hacia su autofinanciación; al igual que venía ocurriendo en otros países europeos como Italia, Francia, Suiza o Hungría, donde los ganancias logradas por esta actividad suponen un elevado porcentaje de sus ingresos.

Asimismo nuestro sindicato explicitaba que el operador público dispone de una Red de Oficinas -con una capilaridad sin parangón que cubre todo el territorio nacional- que está dotada de los medios tecnológicos e informáticos necesarios y un personal específicamente formado y demostradamente experimentado en servicios bancarios.

Esta propuesta contó con la aceptación del Ministerio de Fomento (redactor de la Ley Postal) y del grupo parlamentario socialista. No prosperó debido al rechazo del Ministerio de Economía del momento (al parecer influenciado por el lobby bancario). Más recientemente, en septiembre de 2014, ante el retraso del Gobierno en aprobar el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal, UGT trasladó esta misma cuestión dentro de un catálogo de medidas a impulsar sobre innovación y diversificación a los Grupos Parlamentarios para proteger el Servicio Público Postal y garantizar el futuro de Correos. Con ocasión de las elecciones sindicales en diciembre pasado, UGT ha mantenido la creación de un Banco Postal como una de las propuestas de su programa.

La situación de vacío que provoca la ruptura del acuerdo entre Deutsche Bank y Correos brinda nuevamente la ocasión para que la Sociedad Estatal pueda retomar esta idea que consideramos oportuna y viable, de forma que Correos recupere la actividad bancaria en el sentido más estricto, aprovechando su experiencia, las innegables capacidades de su red física y sobre todo la solvencia de sus profesionales.

UGT y CCOO coinciden en impulsar la solución más coherente y sostenible como es el Banco Postal

En esta dirección va a seguir caminando UGT. Unificando criterios en relación con este asunto con CCOO dada la confluencia de visión de ambas organizaciones sobre cómo abordar este serio y trascendental problema que puede definir el futuro del correo en nuestro país. Vamos a trabajar por tanto de forma conjunta en este objetivo y habida cuenta además de la posición coincidente que mantiene sobre esta cuestión la Internacional de Sindicatos Postales (UNI) a la que están adheridas UGT y CCOO. Instaremos a la Dirección de Correos, al Gobierno, así como a los organismos, autoridades competentes y ámbitos políticos para que con el debido rigor, la máxima transparencia y la participación de los agentes sociales, se articulen todos los medios para que Correos cuente con las capacidades legales necesarias que le permitan ofrecer la integridad de servicios y productos tanto bancarios como financieros de forma que, además de atender con eficacia y eficiencia las demandas de usuarios y clientes, los beneficios obtenidos por estas actividades vengan a contribuir a la sostenibilidad económica de Correos y posibiliten fomentar la creación de nuevos empleos.

Tiempo Libre 2020

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

  

Acuerdo2018-2020

VIDEOS

Ofertas empleo

 

  

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA