Histórico recorte de la contratación de Correos en verano, el mayor en los últimos 30 años

Histórico recorte de la contratación de Correos en verano, el mayor en los últimos 30 añosLa cara (no tan) oculta del Plan Estratégico: a final de año, 4.000 efectivos menos menos plantilla global, sobrecargas de trabajo y ralentización/paralización de la rotación de las Bolsas de empleo.

El histórico recorte de la plantilla este verano, el mayor en los últimos 30 años, pone en evidencia lo que UGT, conjuntamente con CC OO, viene denunciando abiertamente: que el papel couché con el que se nos quiere envolver el Plan Estratégico esconde un ajuste de plantilla en toda regla. Aunque la responsable de Comunicación de la compañía, una de las mayores expertas en vender humo-marketing y comunicación- en nuestro país y que también viene de la política( para eso la contrató Serrano, como político-no gestor- que es y ha dotado a su departamento con un presupuesto desorbitado gastando decenas de millones de euros), se empeña en vendernos gato( las ofertas de empleo que se convocan) por liebre ( aumento de la plantilla de Correos), lo cierto es que, aunque entendemos que de alguna forma hay que justificar una nómina de 150 mil euros, no cuela.

A estas alturas del partido (dos años con este presidente y su “ocurrente” equipo directivo), vendernos como un acto de generosidad presidencial las ofertas de empleo cuando son una obligación derivada de los Acuerdos sindicales previos a Serrano y de las Leyes de Presupuestos para, de acuerdo con la doctrina legal europea y nacional, no incurrir en fraude de ley en relación con esos puestos, lo dice todo de una Dirección que ha hechos de la cortina de humo su santo y seña. Y que nuestra élite directiva nos la quiera vender como un refuerzo e incremento de plantilla es, no ya manipulación, que también, sino, simplemente, falso.

A nadie se le escapa que, en el mundo del trabajo, la Consolidación de empleo conlleva la conversión de un puesto eventual en fijo, sin aumento alguno de la plantilla, ya que vienen a cubrir los puestos de trabajo estructurales provenientes de las jubilaciones del personal fijo. Dicho de otra forma, convertir en fijos 4.055 puestos- o los que correspondan en cada oferta de empleo-provenientes de la jubilación de sus ocupantes, y que, entretanto, sean desempeñados por eventuales, viene a ser aquello de lo “comido por lo servido”.

Si mientas Correos aplica esta fórmula del quid ( un puesto eventual por jubilación) pro quo( convertido en fijo, que es lo suyo), le pega un tijeretazo impresionante al “ colchón de la contratación, reduciéndolo en 4 o 5 mil contratos eventuales como tienen previsto para el cierre de año, el volumen global de la plantilla disminuye en esa cuantía medias y, al cierre del ejercicio, esa será la dimensión del recorte que se oculta bajo el papel couché del Plan Estratégico.

En esa dirección, de ajuste de plantilla severo, camina la agenda oculta del Plan Estratégico. Ya lo denunciamos, junto a CC OO, al inicio de este año- un ajuste de 2.400 contratos menos- y el “hachazo” a la contratación de este verano, con la cobertura de tan solo un 60% de los puestos estructurales y de refuerzo( vacaciones, bajas, días de asuntos particulares, etc…), ha venido a confirmar lo que ya viene siendo un secreto a voces; el plan de ajuste de la plantilla que intenta ocultar la Dirección de Correos: 4.000-5.000 efectivos menos a final de año, pasando la compañía de los 55.000 actuales de media a, tan solo, 50.000 empleos.

UGT y CC OO venimos defendiendo, como no puede ser de otra forma, la importancia de los procesos de Consolidación y estabilidad en el empleo y la necesidad de convocar tanto el actual, de 3.421 plazas, como futuros procesos de Consolidación de empleo, como recogen los Acuerdos alcanzados con el anterior Gobierno. Pero eso no va a impedir, más bien al contrario, que denunciemos la bajada de plantilla y sus nefastas consecuencias: una bajada sustancial de formalización de contratos a las personas integrantes de las Bolsas de empleo; las sobrecargas de trabajo a las que son sometidos los trabajadores/as en casi todos los centros; los recorridos inasumibles por parte del personal de reparto tanto de moto como de pie, las largas colas en las oficinas, los riesgos psicosociales, el estrés laboral y el agravamiento de todos estos factores por la presencia de la COVID  en los centros y el miedo de los trabajadores/as por los efectos que está teniendo. Y, como colofón, una pérdida de calidad del servicio a los ciudadanos/as y, consecuentemente, un serio perjuicio de la “marca”  Correos.

Hace tiempo que se nos “busca” para que avalemos “su” Plan Estratégico. Y hace tiempo que venimos diciendo que el “serranismo” por ocurrente, cortoplacista, improvisador, manipulador y utilitarista, es nocivo para Correos. Esto no es un proyecto progresista sino un mal proyecto personalista. Poner a Feijoo de ejemplo de lo que es un buen presidente para Correos es la mejor forma de dejar en evidencia las carencias de Serrano, que ha dejado el proyecto en un callejón sin salida, al dinamitar todos los puentes internos y externos para alcanzar consensos.

El futuro de Correos debe pasar por un modelo expansivo, que nos vincule al Estado y refuerce la matriz de Correos como eje del proyecto (no al contrario, como se está haciendo); que cuente con todos los profesionales de la casa (ahora no hay ninguno en la dirección actual del Grupo); y capaz de tejer consensos internos y externos. Y lo que se nos viene proponiendo desde el “serranismo” dista mucho de ser eso y se ha convertido en un problema para el país y también para el Gobierno.

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

VIDEOS

COVID-19 información útil

 

 

Guía de Servicios de FSP-UGT Asturias

 

 SERdUGT

Tiempo Libre 2020

  

Acuerdo2018-2020

Ofertas empleo

 

  
 SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

 

 

 

 


ÚLTIMOS TWEETS

 

 
 

IR ARRIBA